, , , , , , , , , , , ,

LUCAS LEIVA SIN NADIE POR DELANTE

Tan solo tres días después de imponerse a la propia Lazio en San Siro, y sumar así su tercer triunfo consecutivo en la Serie A -su sexto partido sin conocer la derrota-, el Milan de Gennaro Gattuso volvió a medir sus fuerzas ante el cuadro de Simone Inzaghi. Esta vez bajo el pretexto de la Copa. Y aunque en esta ocasión no hubo goles, ni por ello vencedores ni vencidos, el hecho de afrontar el duelo de Roma con la portería a cero (ante el cuarto mejor ataque europeo) ya podría considerarse por sí solo un nuevo logro del otrora centrocampista rossonero. Pues a eso, a alargar la eliminatoria hasta, como mínimo, sus 180 minutos, salió un Milan convencido de que cualquier resquicio es bueno para seguir creciendo.



Gennaro Gattuso se mantuvo fiel a sí mismo

Gattuso conoce mejor que nadie la fórmula entre resultados, tiempo y sensaciones, y por ello volvió a organizar a los suyos sobre el 4-3-3 que mantiene desde hace ya más de dos meses. Sin Ricardo Rodríguez por izquierda, ante la idéntica tesitura del pasado fin de semana, optó por Borini como lateral -en lugar de Antonelli-. Mientras que en el medio, a diferencia del último domingo, eligió situar a Locatelli como interior zurdo; lo cual, con Calhanoglu partiendo desde el banquillo, devolvió a Bonaventura a jugar desde la posición de extremo. Una formación que, si bien es cierto que pasó a contar con dos centrocampistas de corte creativo al mismo tiempo, no parece (¿ni lo estará?) dispuesta a dominar con el esférico en campo contrario. Ya que si por algo se está caracterizando Gattuso durante este tiempo es que no le está incomodando para nada el hecho de prescindir del esférico, ya sea ante la Lazio, la Fiorentina o el mismo Cagliari -hace días-, en pos de esperar ordenado con el cuchillo entre los dientes.


En frente, eso sí, tampoco es que la Lazio le hubiese concedido mayor alternativa. Los de Inzaghi, armados en su ya clásico 3-5-1-1 (esta vez con Felipe Anderson y no con Luis Alberto), decidieron ejecutar desde el principio dos conceptos que, a la postre, terminarían condicionando el partido. El primero, estrechamente relacionado con el segundo, fue situar siempre a uno entre Immobile y Felipe Anderson sobre Biglia, en el centro del campo del Milan, cortocircuitando así la salida de balón del equipo rossonero. Una medida que entroncó, una vez más, con la decisión de mantener a todo el bloque, desde los delanteros a sus centrales, en muy pocos metros alrededor de la circunferencia entre los dos campos. Y así, con una Lazio adelantada, muy pendiente de echar por tierra cualquier intento del Milan de cruzar la divisoria con el balón controlado, es cómo se fue desarrollando un encuentro que, a pesar de no contar con muchas ocasiones de peligro, sí dejó -o reafirmó, mejor dicho- ciertos detalles positivos. 

Lucas Leiva volvió a ser una de las mejores noticias de la Lazio

Lucas Leiva está jugando a un nivel altísimo desde su llegada a la Lazio. Y prueba de ello, sin ir más lejos, fue este mismo empate a cero. El brasileño, a muy pocos toques, como a él le gusta jugar al fútbol, trató de hacer todo cuanto estaba entre sus pies para acercar a su equipo a la victoria. E incluso a punto estuvo de conseguirla él mismo, de cabeza, pero su remate se marchó por encima del larguero de Donnarumma. A partir de tres ‘sencillos’ pasos: control, giro y pase, Leiva es garantía de una ventaja continua en cada acción en la que se le requiere. Al margen del brasileño, Milinkovic-Savic y Lukaku fueron otros dos de los nombres más destacados de la contienda. Pues además del esfuerzo defensivo que supuso mantener siempre bien controlados a Suso y Kessié, no dejándoles girar, serbio -por dentro- y belga -desde fuera- fueron los más beneficiados de la plácida velada de la que gozó Leiva para, sin mayor presión que su propia autoexigencia, ir agujereando el 4-5-1 (y después 4-4-2) con el que se defendió el Milan. Quizás, de cara a la vuelta, Gattuso se plantee enturbiar el beneplácito de Leiva. Pues raro sería que Immobile o Luis Alberto, si la cosa no cambia, vuelvan a indultar desajustes como este.

- Fuente imagen principal: Marco Rosi/Getty Images Europe.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario