, , , , , , , , , , , , , , ,

ANDREA BELOTTI HA LLEGADO PARA QUEDARSE

El Torino de Sinisa Mihajlovic apuntaba a ser, de entre la clase medio-alta italiana, quien más opciones tuviese para acabar clasificando a jugar en Europa. Sin embargo, a diez jornadas para el final, el objetivo propiamente dicho puede darse por fracasado: se encuentra a 15 puntos del Inter, quinto, quien marca el último puesto a la Europa League. Y no es solo cosa de puntos, sino en cuanto a sensaciones, a estas alturas, parece el más débil de entre todos cuantos optaban a conseguirlo en agosto. El hecho, anómalo en comparación a otros casos, no adolece un problema de gol. Ni mucho menos. Pues no resulta usual que el décimo clasificado sea quien atesore al máximo artillero de la competición: con 22 tantos.

Andrea Belotti (23) celebra uno de sus goles con el Torino durante esta temporada. Foto: La Stampa

Andrea Belotti, a pesar de la congestión táctica del Torino, se mantiene en sus cifras

Esa es, sin duda, la mejor noticia para Sinisa Mihajlovic en las últimas semanas, meses… y de todo el curso 2016/2017. Apenas tiene 23 años, recién cumplidos como quien dice (diciembre), y Andrea Belotti es el futbolista italiano más determinante del momento. Suma 24 goles y 3 asistencias en los 28 encuentros que ha disputado con la camiseta granata en lo que va de temporada; o, lo que es lo mismo, suyas -entre goles (22) y asistencias- son un 48% del total de las dianas turinesas (52) en Serie A. Su mayor sequía -lesiones/sanciones al margen- en esta misma campaña se ha extendido en un máximo de tres jornadas consecutivas sin ver portería. Y como mejor muestra de ello, su actual momento de cara a portería: 5 goles en sus 3 últimos encuentros; 8 en sus últimos 6; 10 de 10 en lo que va de año 2017. Pues esa es, entre sus otras muchas virtudes que más abajo iremos detallando, el principal aval de Belotti como futbolista: su olfato de cara a puerta. El mismo que le ha llevado a convertir casi la mitad de sus disparos entre los tres postes de la Serie A: hasta un 43%. 

| Leer más: 'La tecla de Sinisa Mihajlovic' - Análisis táctico del Torino |

Pero de nada le sirve al Torino ser el cuarto mejor ataque del campeonato regular, si por el contrario su defensa ocupa la cuarta peor posición de las veinte que componen la Primera División en Italia. Un registro, superior al gol y medio encajado por encuentro (1,64), incompatible a unas aspiraciones que, en mayo, pretenden estar entre las cinco primeras de la tabla. Porque los de Mihajlovic, en cuanto a su fútbol, han virado mucho las secuelas que pretendían haber evolucionado. El colectivo, a pesar del embarrado proceso táctico en el que se ha visto inmerso, no por ello ha variado la organización con la que arrancó la campaña (4-3-3), más allá de espontáneas probaturas que el serbio ha intentado. Y que, a tenor de sus resultados, no le han llevado sino a retomar su plan de base. El problema, no obstante, toma como responsables a todos los niveles: individuales, colectivos y, sobre todo, en cuanto a soluciones (que no han llegado) por parte del banquillo. Pues el Torino de principio de curso le otorgó su llave a Adem Ljajic y a sus dos interiores más técnicos, Baselli y Benassi. Y una vez su rendimiento, a escala individual, no ha sido el adecuado, el colectivo no ha sabido responder de otra manera. Aunque lo cierto es que, en cuanto a nombres se refiere, tampoco disponga de un abanico lo suficientemente amplio como para superar este tipo de inconvenientes. A fin de cuentas, algo parecido le sucedió al Napoli 2015/2016, y su meta era mucho más ambiciosa.    

Al Torino le cuesta mucho llegar a su delantero, y ahí se encumbra la grandeza de ‘Il Gallo’

La intención de Sinisa Mihajlovic fue construir un Torino agresivo, de mucho diente una vez perdiese la pelota, lo que por ende le permitiría atacar desde una distancia más cercana al área rival. Posicionados en un 4-3-3, la presión tras pérdida y una posesión fluida, con un sentido prioritariamente vertical, respondían a ser las consignas principales del serbio desde su llegada. La presencia de Castán, además, no solo ayudaría a olvidar la marcha de Glik (Mónaco), sino que además su agresividad en la recuperación facilitaría al Torino su anclaje en una zona más alta del campo. Pero el brasileño, quien apenas ha podido superar la decena de encuentros (14), no ha alcanzado la regularidad deseada -por problemas físicos-. Y Moretti, su reemplazo más habitual, como pareja de Rossettini en el centro de la zaga, no ha rendido a tenor de lo exigido. Tampoco Hart exime de responsabilidad, pues no siempre ha dispuesto de la mejor colocación en sus intervenciones. Así como tampoco, en referencia a sus laterales, Mihajlovic ha alcanzado a dar con la combinación perfecta -a pesar, todo hay que decirlo, del buen impacto (sobre todo ofensivo) que ha tenido Barreca por el costado izquierdo-. Pues en eso, precisamente, se basa desde hace tiempo el mayor caudal ofensivo del Torino: la llegada exterior. Al menos, en cuanto a la vía más redundante con la que encontrar a Andrea Belotti. 

Andrea Belotti 2016/17: 22 goles y 3 asistencias en 25 jornadas disputadas; ha participado en el 48% de los goles del Torino. Es el máximo goleador de la Serie A. 
    
Porque no mucho más necesita Il Gallo. Acierto rematador aparte, la otra gran aptitud con la que destaca es su autosuficiencia de mitad de campo hacia arriba. A veces, algo más, en función de la cota en la que se haya instalado el bloque. O a la que esté dispuesto a bajar en su afán, que bien merece ser mencionado, de trabajar en la recuperación. Primero con Valdifiori y después con Lukic, Mihajlovic dispone como regista, ya sea el italiano o desde hace semanas su compatriota, de un futbolista técnico. Tanto a la hora de hacer circular el balón, como también de proteger su espacio. Pues, a fin de cuentas, siempre uno de los dos interiores -sino la pareja al completo- termina por descolgarse hasta la frontal. Ljajic, quien suma 8 goles y 10 asistencias, ha perdido regularidad en sus intervenciones más resolutivas. Y, por ende, también en sus participaciones sobre el césped. A lo largo del primer tramo, en uno de los escalones más altos que se le recuerdan como profesional, el ex de la Fiorentina desocupaba la banda izquierda -aprovechado por el lateral- para congeniar en mediocampo. De esta forma, dada su depurada técnica, el Torino se mostraba mucho más fluido en la medular. Algo que, además, abastecía más -y de mejor forma- a Belotti en el borde del área. 

Imagen #1: Mapa de calor de Belotti vs Cagliari. (Click para ampliar)
Ahora, muchas jornadas después de todo aquello, el equipo se atasca en numerosas y distintas partes del terreno. El Torino tan solo ha rescatado 8 de los 27 puntos que se ha jugado contra el TOP-5 del campeonato (Juventus, Roma, Napoli, Lazio e Inter). Y de esos ocho, de los cuales siete se fraguaron en la primera vuelta -ante Roma, Fiorentina y Lazio-, no por casualidad destaca nombre y apellido del principal protagonista de este texto. A pesar de las dificultades que está teniendo el colectivo para conectar con su fútbol; el mismo, debido a la exigencia, está desarrollando una evolución en cuanto a sus recursos se refiere. Belotti, que no es ni de lejos un genio de lo técnico -regates, toques o devoluciones-, basa gran parte de sus movimientos en lo físico. La corpulencia, en cuanto a altura (1,85) y ancho, es su principal aliado para jugar de espaldas a portería (Imagen #1), donde sabe desenvolverse bien, y además facilita la maniobra colectiva para hacerle llegar la pelota. Maneja ambas piernas, aunque su favorita sea la derecha, lo que así le permite combinar de manera rápida a cualquier compañero de cara, o, si lo ve claro, para girar y armar el disparo. Obseso del gol, como todo buen delantero centro, su conducción, más brava que ágil, combinada con su zancada, lo hacen muy difícil de frenar cuando echa a correr. Voraz dentro del área, en relación a la cuantía de sus métodos en el remate, no ha elegido mejor momento para explotar. Es el delantero, junto a Immobile, titular para Ventura. Y aunque su equipo, en estos momentos, no le ponga más que trabas para saciar su necesidad básica sobre el campo; en Europa se ha descubierto un feroz candidato por la Bota de Oro. 

Artículo relacionado: 'Andrea Belotti ante la bipolaridad viola' - Análisis táctico del encuentro
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario