, , , , , , , ,

FEDERICO CHIESA EN EL JARDÍN DE PAULO SOUSA

Federico Chiesa (19), celebra uno de sus tantos esta temporada con la Fiorentina. Foto: Italian Football Daily

Federico Chiesa es, desde hace unas semanas, el extremo derecho titular de la Fiorentina. El volante o incluso el carrilero, dependiendo de la disposición que disponga Sousa. Incluso el mediapunta, de acuerdo a las exigencias. Tiene apenas 19 años de edad y todavía no supera la veintena de encuentros con la casaca del primer equipo viola, pero el hijo de Enrico, también militante de la Fiorentina durante principios del presente siglo, ya está considerado como uno de los jóvenes más prometedores del Calcio. Rápido, ágil en el uno para uno, su movimiento preferido es aquel con el que finta, esprinta hasta línea de fondo y después termina poniendo el centro. Ante las dudas de Tello, que lo lleva(ba)n a errar siempre de forma inoportuna, Sousa ha otorgado la titularidad a un imberbe, ni aún siquiera veinteañero, de la prolífica camada florentina. Y no se ha equivocado. 

Chiesa debutó en la Serie A esta misma campaña, a finales de agosto, en la jornada inaugural que la Fiorentina disputó en Turín, ante el actual campeón de la competición. Y lo hizo como titular, disputando los primeros cuarenta y cinco minutos, hasta que el propio extremo español lo relevó tras el descanso. Una vuelta después de todo aquello, Chiesa volvió a formar de inicio ante la visita de la Juventus al Artemio Franchi. Aunque la situación esta vez era muy distinta para el italiano. Acumula diez partidos como titular esta temporada; de los cuales, en seis de los siete últimos disputados por la Fiorentina -entre todas las competiciones-, dadas las rotaciones de Pescara, Chiesa ha partido desde el arranque: en choques como el doble enfrentamiento ante el Napoli, entre liga y Copa, o la ya mencionada victoria sobre los bianconeri. Y ese impacto no es sino su mejor carta de presentación hasta la fecha. Chiesa tendrá bajones, incluso puede que Tello tarde o temprano vuelva a recuperar su sitio. O tal vez lo segundo no vuelva a ocurrir nunca, mientras Chiesa así se mantenga (suma 3 goles y una asistencia). Su fútbol evoluciona por el lugar correcto, y por ahora Sousa ya ha conseguido meterlo en vereda del trabajo defensivo, para, una vez despojado de su cartel de sorpresa, convertirse en la realidad más absoluta.

"Federico Chiesa, a sus 19 años, es el extremo diestro titular de la Fiorentina; destaca por su velocidad, su agilidad para encarar y su balance defensivo".
Federico Chiesa: “He trabajado durante 10 años en las categorías inferiores de la Fiorentina. El salto al primer equipo ha sido duro, en un ambiente muy distinto no solo en el campo, también en otros muchos aspectos. Me tengo todavía que habituar. Durante una década he actuado como extremo por izquierda, pero este año he cubierto diversos roles en ataque, me gustan todos. Sousa explica siempre bien el ejercicio específico que debe hacer cada futbolista. Me ha ayudado muchísimo, y he mejorado tanto en el punto técnico como táctico. Todavía no veo puntos en común con mi padre; tengo un físico distinto al suyo y debo trabajar mucho para llegar a parecerme a él. No actúo bajo ninguna presión por ello. Tengo mayor presión por el hecho de haber debutado en Serie A con 18 años. Trabajo como si me llamase Federico, sin pensar en el apellido Chiesa. En privado mi padre siempre está muy cerca de mí, como desde el primer momento que he jugado al fútbol”.
Mapa de calor de Federico Chiesa vs Genoa: 81% de acierto en el pase, 3 regates, 2 recuperaciones y 1 gol.


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario