, , , , , , , , , , , , , , ,

ROBERTO GAGLIARDINI EN EL INTER: DÓNDE Y PARA QUÉ

Roberto Gagliardini (22), durante un partido esta temporada con la Atalanta. Foto: TuttoSport

Hasta ahora Roberto Gagliardini había sido el otro. La pareja de un doble pivote en el que todo el hype, bien por su exuberancia física como por sus tantos, había recaído de lleno sobre Franck Kessié. Más posicional, más inteligente en el aspecto táctico y de más toque con respecto al africano, Gagliardini ha sido otro de los muchos destapados por la Atalanta esta temporada. Más concretamente por Gian Piero Gasperini. Y como muestra es que una quincena de partidos en la máxima categoría del fútbol italiano han servido para avalar el traspaso del centrocampista al Inter de Milán. Aunque de tanto apartar la sábana, entre unos y otros han terminado por desmantelar a la principal revelación de la presente campaña en la Serie A. Dicho sea de paso que con los traspasos de Gagliardini (22M€) y Caldara (15M€), la entidad bergamasca se asegura casi como mínimo 40 millones de euros, sin detallar los bonus de respectivas operaciones. 

Solo Banega podrá decir dónde y hasta cuándo, pero en los últimos días el Inter ha efectuado uno de los movimientos más inteligentes que se le recuerdan: firmado el traspaso de Felipe Melo a Palmeiras, el equipo se ha reforzado con uno de los mediocentros presumiblemente más prometedores del Calcio. Porque Gagliardini, aunque el movimiento pudiese parecer encaminado a ser un intercambio de cromos, no responde a un perfil puramente defensivo. Tampoco ofensivo. Pues por eso destaca Roberto: su equilibrio. La buena lectura que realiza, sumado a su picota fisonomía (1,88 m.), le permiten recuperar muchos esféricos y también acercarse hasta el borde del área contraria -donde posee un potente disparo de diestra-. Una doble faceta que, debido al juego de marcas de la Atalanta, le mantenía muchas veces en la modesta (y necesaria) invisibilidad de los centrocampistas. Quedará por ver cómo se adapta al sistema de Stefano Pioli, que ya acumula cinco victorias consecutivas, donde partirá sobre seguro desde el doble pivote: lo que así además liberaría a Brozovic y Joao Mario de un rol que no es el suyo. El Inter, por fin, podrá alinear a un mediocampista puro en su centro del campo.


El Inter de Stefano Pioli: 6 victorias en sus últimos 6 partidos (Sparta Praga, Genoa, Sassuolo, Lazio y Udinese); 10 goles a favor y 2 en contra.

Roberto Gagliardini, sobre su fichaje por el Inter: "Es un gran salto para mí, y todo un orgullo haber sido elegido por un equipo así en la situación en la que se encuentra. Pioli ya me ha mandado tareas en mediocampo y no deja de darme consejos. No es muy distinto a Gasperini en su método; me pide estar siempre muy encima del contrario, regresar a mi posición y volver a empezar. Soy un centrocampista técnico, pero con muchos roles: apenas tengo 22 años, pero este año he experimentado cambios en mi fútbol. En un primer momento quería ser más ofensivo y esta temporada he aprendido la importancia de defender bien, mantener la posición y robar el balón. Creo tener la capacidad de intuir el primero dónde caerá la pelota. Puedo jugar como playmaker, porque hacer girar al equipo entra dentro de mis cualidades".  

Mapa de calor Gagliardini vs Genoa: +81% pase. (Click)



Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario