, , , , , , , , , , , , , , , ,

TOMÁS RINCÓN, UN PULMÓN PARA ALLEGRI

La Navidad también ha llegado a Vinovo, al parapeto de la Juventus en Italia. Y unos días antes de lo previsto, Massimiliano Allegri ya ha podido abrir el primero de sus regalos. Lo incluyó en su lista de deseos, por necesidad más que por antojo, y debido a que el livornés ha cumplido con (casi) todos sus deberes durante el año, la Befana turinesa, más conocida como Andrea Agnelli, ha compensado a su técnico. A la espera de Witsel, quien mantiene un constante tira y afloja con el Zenit desde el verano, Tomás Rincón se ha convertido en el primer fichaje invernal de la Juventus. El centrocampista venezolano llega para reforzar una parcela que, por increíble que parezca, entre desajustes y lesiones, el cuadro bianconero no ha conseguido imponer esta temporada como una de las más compactas.

Tomás Rincón (28), durante un partido con el Genoa. Foto: www.sempreinter.com

Pese a formar en un doble pivote en Génova, Tomás Rincón funciona como un box-to-box

El internacional por Venezuela es un centrocampista de mucho recorrido. De constante ida y vuelta. Y siendo esta su principal virtud, desde su llegada en 2014, abanderó el fútbol del conjunto genovés. Tanto con Gasperini como con Juric, Rincón fue encomendado a dirigir un fútbol de mucho ritmo. Frenético, podríamos llegar a decir. En constante movimiento, ya sea para elaborar, recuperar o llegar, ha sido el propio jugador venezolano el encargado de dar sentido al mismo. Quedará por ver qué deparará a este Genoa en lo que resta de curso, debido a que su atacante (Leonardo Pavoletti) y mediocentro titular, han hecho las maletas en el mismo periodo de tiempo. Pues el de San Cristobal sigue así los pasos que realizó hace un año Stefano Sturaro, y con quien competirá a partir de ahora por un puesto. Debido a su actitud incansable en un juego que desarrolla con un desgaste pavoroso, el reciente fichaje bianconero podría acoplarse a cualquiera de las tres posiciones del mediocampo: en los dos interiores, bien en el derecho -el de Khedira- como en el izquierdo -donde Sturaro se ha afianzado desde hace unas semanas como titular-, y hasta de regista -como relevo de Marchisio-.

Imagen #1: Mapa de calor de Rincón vs Juventus. (Click para ampliar)
Porque sin ser un perfil exactamente idéntico, el vinotinto será lo más parecido a Arturo Vidal que tendrá la Juventus desde la marcha del propio futbolista chileno. No el mismo, ya que al igual que el ahora jugador del Bayern Múnich dispone de un olfato más goleador; Rincón, por su parte, podría también funcionar en un rol más posicional. De más toque, ya que promedia un 85% de acierto en el pase, que muchas veces abre hacia los carriles. Aunque lo suyo sea el ritmo (Imagen #1), para recuperar e incorporarse al área rival -donde suele asomar para finalizar la ocasión o dar el último pase (hasta 10 en el último año y medio), dado su buen manejo de ambas piernas-. Esta destreza, tanto con izquierda como con derecha -su mejor pie-, le permitiría jugar en ambos costados del mediocampo juventino; aunque, por naturaleza, sea el diestro su preferido. No obstante, si por algo semejan realmente ambos centrocampistas sudamericanos, además de por su bajo centro de gravedad que los mantiene recios en el choque, es por su garra. A través de la cual liman sus asperezas técnicas y, en este caso, ha erigido a Rincón como el futbolista del Genoa con más tackles ganados (140) desde la 2014/15.

Siendo un centrocampista polivalente, el venezolano podría rendir en todo el mediocampo

La llegada de Rincón, en el ecuador de la temporada, no es sino la constatación de que otras piezas como Hernanes o Lemina, como pivotes o escoltando a quien jugase como éste, no han terminado por encontrar su sitio en la disposición de Allegri. Ni en el 3-5-2, el (desdibujado) 4-4-2 ni tampoco en el actual 4-3-1-2 brasileño y gabonés han rendido de acuerdo a lo esperado. O a lo exigido. Así que la Juventus se ha visto obligada a echar mano en el mercado. Sin ser ni mucho menos un rival directo por el Scudetto, el fichaje, no obstante, supone el tercer golpe consecutivo -tras Higuaín y Pjanic- que la Vecchia Signora ejerce a una competición cada vez más monopolizada, tanto dentro como fuera del campo. Dicho esto, conviene subrayar que el bosnio también tiene qué decir sobre la nueva incorporación juventina. El ex futbolista de la Roma tampoco ha terminado de acoplarse a su rol como interior, sobre todo en el esfuerzo defensivo, por lo que el técnico livornés se ha visto en la tesitura de acoplar en primer lugar el sistema y, después, con su nuevo fichaje, reforzar el ‘vacío’ que el ‘5’ ha dejado con su paso a la mediapunta.

Tomás Rincón es el futbolista del Genoa con más tackles (140) y asistencias (10) desde la temporada 2014/2015. [vía OPTA] 

Así que Rincón recala en la Juventus con la obligación de recuperar, o al menos apoyar, a un mediocampo en el que todavía Allegri no ha alcanzado a dar con la tecla esta temporada. Debido a que Marchisio, si ninguna lesión dice lo contrario, será el regista habitual, lo normal sería que Rincón actuase bien como sustituto del italiano y, con más asiduidad, como interior en cualquiera de los dos lados. En el derecho, donde Khedira, a partir de su recorrido, termina por imperar desde la llegada en segunda línea; como en el izquierdo, donde Sturaro se ha destapado como una de las mejores noticias de esta campaña para la Juventus. Massimiliano contará entonces con un nuevo efectivo, de garantías, con experiencia en la competición, sobre el que rotar y edificar un centro del campo que aún no amedrenta con la misma vehemencia con la que lo hace, por ejemplo, su zona delantera. 

Artículo relacionado: 'El asalto de Giovanni Simeone' - Análisis del delantero y el Genoa 2016/2017 de Ivan Juric
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario