, , , , , , , , , ,

SAMI KHEDIRA SOBRE EL TABLERO BIANCONERO

Poco más de 180 minutos, entre Sevilla y Bologna, han servido para recuperar unas sensaciones lo más parecidas a la mejor versión del futbolista alemán. Aquel que se movía hacia detrás y hacia delante, capaz de destruir y de asomar al balcón rival en apenas unos segundos. Aquel, que sobre todo, no cesaba de correr en ningún instante. El verano de 2014 fue el penúltimo testigo del robusto revoloteo del peón germano. Ahora, las últimas acusaciones apuntan al pie de los Alpes, concretamente a la capital automovilística de Italia. El Juventus Stadium se habría convertido en el escenario elegido por un todoterreno que, lejos de cualquier atasco en la Castellana, parece haber encontrado en el carril derecho de Turín una autopista, que de manera eficiente, podría desembocar en la Eurocopa de 2016.

Sami Khedira celebra su primer gol con la camiseta de la Juventus. Fuente: eurosport.com

La marcha de Arturo Vidal al Bayern supone un vacío difícil de remplazar:

Intimidatorio en cada choque, latoso para todo contrincante y resolutivo desde la segunda oleada ofensiva, el chileno se convirtió en pieza fundamental de una de las Juventus más exitosas de los últimos tiempos. Fue en la temporada 2013/2014, donde el Rey Arturo pulverizó todo récord personal, anotando 18 tantos en 46 encuentros. Una cifra no muy dispar a los 15 que consiguió durante la anterior campaña (2012/2013). O a los 11, de su último año, si contabilizamos su presencia en la Copa América de hace solo unos meses. Una sucesión de números que, irremediablemente, han cotizado a Vidal como uno de los mejores interiores diestros en todo el mundo.

Remplazar al Box-To-Box más destacado del Calcio y, posiblemente del continente europeo, contradecía plenamente con una maltrecha sucesión de lesiones que han privado al alemán de disputar un solo minuto, durante los últimos siete meses, en competición oficial. Pero, una vez liberado y recuperado de toda traba física, apenas un par de partidos frente a rivales de bajo repliegue, no solo han reafirmado la plenitud del futbolista germano, sino que ha supuesto un positivo impacto sobre el colectivo. Suplido hasta la fecha por futbolistas como Stefano Sturaro o, el recién incorporado Mario Lemina, quienes prácticamente han pasado de puntillas por la posición, Massimiliano Allegri no ha tardado en alabar la recuperación del que, a priori, será su ‘6’ titular: “[Sami Khedira] Tiene grandes cualidades, tanto técnicas como físicas, lo que le convierten en un futbolista de gran relevancia a nivel internacional. Pese al tiempo de la lesión, no se le podía haber olvidado jugar. Ha estado cinco temporadas en el Real Madrid, y es un Campeón del Mund. Es un futbolista con una gran experiencia.”

Massimiliano Allegri buscará retomar el mediocampo ideal para la Juventus:

La inevitable decadencia física que acabó este mismo verano arrastrando a Andrea Pirlo hasta un avión con destino a Nueva York, fue sustituida en numerosas ocasiones por Claudio Marchisio durante la pasada campaña. Pero, a lo largo de las últimas semanas, las continuas dolencias musculares del italiano, la inesperada baja de Stephan Lichtsteiner (debido a unos problemas respiratorios) y la inagotable fuente ofensiva que supone Juan Cuadrado en banda, han concluido en una reorganización táctica por parte de la entidad bianconera. Lejos del inamovible 4-3-1-2 con el que meses atrás reinó los espacios de diversos escenarios europeos como el Signal Iduna Park o el Santiago Bernabéu, la repentina cadena de caídas y alzamientos por parte de los protagonistas, ha proyectado el boceto de un nuevo dibujo que parece trazar detalles lo más parecidos al ya conocido 3-5-2, que hasta en ciertos puntos esboza la confirmación del 4-3-3 con el que se venció en el Etihad, o incluso, a la apertura del tradicional 4-4-2.

Pero, en cualquiera de los casos que brinda la amplia variabilidad táctica encargada de redirigir el apático arranque del campeón en la competición doméstica, Sami Khedira parece destinado a ocupar un rol fundamental. La experiencia, el vuelo y la potencia del alemán, recaerá sobre el lado derecho del hombre encargado de hacer galopar a la cebra –donde en poco más de un mes, ya se ha probado con Marchisio, Padoin, Hernanes o Lemina–. En condiciones normales, Marchisio como regista, Pogba como interior izquierdo y Khedira desde el interior opuesto, ocuparán la zona de medios, con la que retomar el equilibrio de un despegue algo caótico: donde apenas se han conseguido 8 puntos en 7 encuentros.

Teórico 11 titular de la Juventus. Fuente: Sharemytactics.com

El verdadero movimiento de las piezas sobre el tablero:

Y es que, como si de una partida de ajedrez se tratara, los movimientos de la medular turinesa prosiguen un patrón curiosamente parecido al del histórico juego de mesa. Marchisio y Hernanes, alfiles por antonomasia del sistema, serán los encargado que, partiendo desde la zona más retrasada del campo, batirán mediante diagonales las casillas del oponente. Solo podrá jugar uno, pero, las diversas contrariedades de la Juventus a lo largo del último mercado, acabaron con el ya ex trequartista (mediapunta) del Inter vistiendo con las barras negras y blancas de la Vecchia Signora. Por lo que, la necesidad de buscar un relevo de Claudio, la ineficacia de Padoin en el sitio y la desaparición del enganche en el esquema, han acabado por retroceder unos metros la posición de un futbolista carioca, siempre caracterizado por la intermitencia de su juego y, que en su nuevo cometido, goza de un mayor protagonismo. El ala izquierda de la zona, será el espacio reservado para el caballo del equipo: Paul Pogba. Líder carismático sobre el césped tras las salidas estivales, el francés es especialista en hacer de sus conducciones trotonas galopadas que suelen finalizar en el perfil derecho del ‘10’, con incontrolables consecuencias sobre el tablero rival. Por último, la pieza del peón recae sobre el centrocampista de Stuttgart.  

La figura del alemán cobra especial relevancia en escenarios donde correr hacia delante se convierta en tarea principal. Acompañar ráfagas contragolpeadoras –plan de Allegri ante rivales de gran entidad–, doblar a Cuadrado en cada acción de banda –más aún sin Lichtsteiner ni Cáceres-, sorprender en posición de remate, desde la segunda línea del ataque, son solo algunas de las muchas cualidades que aporta la presencia del portentoso futbolista germano, más allá de su inteligencia táctica en labores de recuperación. Musculo, recorrido y potencia que, como reconoció Wilhelm Steinitz, el primer campeón del mundo oficial de ajedrez: “A través del peón, la acumulación de pequeñas ventajas lleva a una supremacía considerable.” Y, de momento, la Juventus ya ha recuperado el suyo. 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario