, , , , , , , , ,

Análisis: Barcelona 0-1 Málaga

@AdrianBlanco_



La necesidad de levantar dos derrotas consecutivas y rescatar el objetivo de no poder perder cuerda de los puestos europeos en la recta final de la competición, el Málaga de Javi Gracia aterrizaba en el Camp Nou, con la misma hoja de ruta que acompañó el partido de ida en La Rosaleda. Por aquel entonces, el reparto de puntos, fue el primer tropiezo de Luis Enrique en la temporada. Esta vez, y pese a que nadie –o casi nadie– contase con ello, el equipo andaluz volvió a ser el verdugo de una excepcional racha de resultados que se queda en once victorias consecutivas. Curiosamente, las mismas que obtuvo Pep en la temporada 2008/09. 

Los jugadores del Málaga celebran el gol de Juanmi. FOTO: Getty
 

Como ya hemos dicho, el partido tuvo bastantes similitudes al encuentro de ida (0-0). Javi Gracia decidió cerrar todos los pasillos interiores habidos y por haber, se olvidó de los laterales para defender, y corrió, sobre todo hizo correr a sus futbolistas para intimidar en más de una ocasión los espacios en campo contrario. Todo ello, armado bajo un inquebrantable 4-4-2. Miguel Torres y Rosales, fueron los laterales. Mientras que Welligton y Angeleri completaron la zaga. Por delante, Samu Castillejo y Ricardo Horta ocuparon las bandas, junto a Darder y Recio que se adueñaron del doble pivote. Arriba, la velocidad de Samu y Juanmi. Por su parte, Luis Enrique consciente de la importancia del choque del próximo martes, decidió no romper su estructura, a la que solamente introdujo un par de pinceladas: Mathieu acompañó a Piqué como central (puesto que se espera que Mascherano sea el titular en Champions) y Rafinha actuó como interior diestro. 


El Málaga no se distrajo ni un momento de su actividad. El Barcelona, chocaba una y otra vez frente al muro blanquiazul establecido sobre la línea de cal rival y si se despistaba, cuatro o cinco flechas apuntaban contra la portería de Claudio Bravo. Castillejo, Samu, Horta y Juanmi no dudaron en correr y en amenazar, sin ningún tipo de respeto la portería y racha culé. En una de esas, un saque de Kameni, una mala prolongación de Alves, una falta de entendimiento con Claudio Bravo y la astucia de Juanmi, acabaron con la situación en el fondo de las mallas.  El resultado y el repliegue se convirtieron en unos nervios que provocaron al Barcelona colgar numerosos balones, siempre desde la bota izquierda de Leo Messi sobre el área visitante. Unas acciones que no desencadenaron peligro alguno, puesto que la atenta línea defensiva y la notable actuación de Kameni en el área pequeña, disiparon cualquier acción de peligro. Sin ninguna duda, los mejores cuarenta y cinco minutos de un visitante esta temporada en el Camp Nou.

Los onces iniciales de Málaga y Barcelona
 

En la segunda mitad, el papel siguió siendo parecido. Juanpi sustituyó al malogrado Juanmi por lesión, el Barcelona no encontró reacción y el conjunto malagueño siguió en sus trece. Samu García y Samu Castillejo completaron una más que brillante exhibición. Uno, lanzando. Y el otro trabajando y oxigenando desde el costado. Dos sobresalientes actuaciones, de la mano de dos jóvenes, a las que Rosales en el lateral, y Darder en el centro del campo, decidieron sumarse para redondear la fantástica dirección de Javi Gracia sobre el césped. 


Ni Neymar, ni Luis Suárez, ni Messi, ni Iniesta, ni Rafinha, ni Rakitic… Nadie del Barcelona fue capaz de resolver la indescifrable encrucijada que residía sobre el área rival. Cuarenta y ocho centros laterales –el mayor registro del equipo culé en un partido desde la temporada 2005/06que no obtuvieron respuesta positiva en el mismo día en el que Messi, por quinta vez esta temporada, y segunda frente al Málaga (contando el partido de ida), se quedó sin rematar ni una sola vez a portería. Y hablando de disparos, solo tres en ciento ochenta minutos han recibido los de Javi Gracia por parte de los de Luis Enrique, en los dos enfrentamientos de esta temporada. Unas estadísticas que evidencian la mayúscula actuación de un Málaga que ayer sí pudo soñar con volver a escuchar la música europea.  
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario