, , , , ,

Análisis: Fiorentina 0-0 Juventus

@AdrianBlanco_

En busca de su quinta victoria consecutiva en Serie A, la Juventus aterrizaba en el Artemio Franchi de Florencia con el objetivo de ganar, mantener la distancia con respecto a sus perseguidores, y hacer el esfuerzo de pensar lo menos posible en el vital partido del próximo martes en Champions League. Por su parte, los de Vincenzo Montella llegaban a la cita encadenando una buena racha de dos triunfos consecutivos. La última, goleando (0-4) en Sant’Elia en un resultado quizá demasiado abultado con respecto a la verdadera realidad del encuentro, y en la jornada en la que Mario Gómez consiguió volver a ver puerta, 259 días después.

 
 
Esquemas iniciales de Fiorentina y Juventus

Ambos conjuntos formaron de inicio con esquemas similares al 3-5-2. En la Fiorentina, Neto volvió a defender la meta local. Savic, Gonzalo y Basanta como línea defensiva. Joaquín y Marcos Alonso como carrileros, y Matias Fernández, Pizarro y Borja Valero en mediocampo. Arriba, Cuadrado y Mario Gómez. En la Juventus, Allegri sí se acordó del martes, y deshizo el esquema de las últimas jornadas (el 4-3-1-2). Buffon volvió a ser el titular, tras sus problemas de espalda en el Derby della Mole. Ogbonna, Bonucci y Chiellini como centrales. Pereyra y Evra en los costados. Y Vidal, Pirlo y Pogba en mediocentro. Coman y Llorente en doble punta del ataque. 

Desde un primer momento, Montella quiso incomodar y ensuciar la salida del líder. Joaquín, Matias Fernández, Cuadrado y Mario Gómez fueron los encargados de encerrar y ahogar a la pareja Bonucci-Pirlo, encargada de hacer jugar a la Juventus desde las partes más retrasadas del campo. Los de Allegri no conseguían desplegar y la descolocación, las imprecisiones y las interrupciones en forma de falta, fueron la mejor forma de resumir uno de los primeros tiempos más trabados del entrenador de Livorno a manos del conjunto bianconero. La Fiorentina dominaba a partir del balón y presionaba tras pérdida. Descolocaba y desconcertaba a los visitantes, en unos primeros cuarenta y cinco minutos en los que solo les faltó una cosa; buscar la portería de Gianluigi Buffon. 

Matias Fernández, Cuadrado, Pizarro y Mario Gómez ahogaron la salida de la Juventus

En la segunda mitad, los papeles se invirtieron. La Fiorentina dio un paso atrás en la presión. Retrasó una línea. Y la Juventus lo aprovechó. Los de Allegri consiguieron posarse sobre el campo contrario, con el balón en los pies de Andrea Pirlo. Una mala señal para el equipo rival. Algo que durante todo el primer tiempo no consiguieron. Los de Turín quisieron sacar partida  a la situación, pero, los minutos pasaban y con ellos, la visita del Atlético se hacía cada vez más cercana. Tévez entró por Coman –al cual sus buenas sensaciones no le sirvieron para aguantar los 90 minutos– y Marchisio por el ‘21’. Consciente de la situación, Montella quiso centrar sus oportunidades en el juego directo. En el juego de espaldas y la velocidad de sus puntas. Sacó a Mario Gómez para dar entrada a Babacar. Una situación que mejoró, pero que en ningún caso resultó ser diferencial.

Las ocasiones no llegaron y el resultado se quedó tal y como empezó. Todo ello, “gracias” a dos hombres. Dos figuras. Dos tabiques en el corte. Dos centrales. Gonzalo Rodríguez y Leonardo Bonucci. Ambos siempre anticipaban, siempre llegaban antes que cada contrario y consiguieron secar la pólvora de cualquier atacante rival. Estuvieron siempre en un escalón por encima de los otros 26 participantes (contando los cambios) del descafeinado encuentro de Florencia. Dos actuaciones que bien resumen cómo se desarrolló todo.

En definitiva, dos rivales igualados. Uno, pensando en su partido europeo más importante de los últimos años. El del martes, frente al Atlético de Madrid en Turín. El otro, en su máximo nivel táctico, pero al que le faltó diente con el que dañar el ordenado sistema defensivo con el que salió a cubrirse Allegri bajo la lluvia de Florencia. Un compensado y soso choque, en el que las pizarras estuvieron por encima del marcador, y del que solo sus perseguidores más cercanos (Roma; Udinese, Sassuolo, Inter y Palermo) tendrán la oportunidad de sacar algo positivo de él.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario