, , , , , , ,

Del trámite a la segunda posición

@ADRIAN_BLANCO4

Los futbolistas del Real Madrid saltaron al césped del Bernabéu con la noticia bien reciente. A escasos 4 días para la final del primer título de la temporada, el FC Barcelona, acababa de volver a tropezar, por segunda vez, en la misma semana. Por lo que únicamente la victoria devolvería al conjunto blanco a la segunda posición. Es decir, la misión parecía bastante clara.

Real Madrid - Almería
Ángel Di María celebra sobre el césped, el primer tanto del partido



Dicho y hecho. Los de Ancelotti se pusieron el mono de trabajo, y acompañados de un aire de superioridad que sopló durante los 90 minutos que duró el encuentro, el Real Madrid se alzó con los tres puntos, a costa de un Almería que bien plantó pocos, -por no decir ningún- problema sobre la portería que defendía Diego López. Los locales dominaron, generaron y golearon, de principio a fin. El ya mencionado guardameta gallego fue, una vez más, el responsable de guardar los tres palos del Santiago Bernabéu. Por delante de él, Nacho (hoy como lateral diestro), Varane (que sustituía a Ramos por problemas físicos), Pepe y Coentrao, cerraban la línea defensiva. Illarramendi (ejerciendo de Xabi Alonso), Luka Modric, e Isco, componían los ya clásicos tres futbolistas del centro del campo. Mientras que ataque, Gareth Bale, Ángel Di María, y un excelso Karim Benzema en la faceta del '10' componían el once titular del entrenador italiano.

La primera parte del partido se jugó al ritmo vertiginoso que decidió ponerle el '22' blanco. Partiendo desde la banda, y con gran influiencia en el centro del ataque, Ángel Di María consiguió poner en pie en más de una ocasión al aficionado madridista. Galopadas vertiginosas, alguna que otra virguería con el balón pegado al pie, y el potente zurdazo que abrió la lata del encuentro. Corría el minuto 28 de encuentro, el Almería estaba con 10 futbolistas sobre el campo, debido a la lesión de Torsiglieri. Y fue entonces, cuando Nacho Fernández decidió acompañar la jugada hasta línea de fondo, combinó, y asistió el tanto del argentino. Antes, el Real Madrid ya había hecho méritos para ponerse por delante, pero un gran Esteban, repeló cualquier acercamiento merengue. Con el Madrid golpeando y con un Di María de lo más enchufado, el partido llegó al descanso. Y es que en ese momento, lo que nadie sabía es que la fiesta goleadora, no había hecho nada más que empezar.



El segundo tiempo empezó con el mismo compás en el cual se desarrolló el primero. Karim continuaba tirando de repertorio en cuanto a calidad se refiere. Taconazos, pases a la espalda de los rivales, combinaciones al primer toque y de espaldas a portería... un sinfín de buenos movimientos que parecieron no ser suficientes para el público desplazado hasta Concha Espina, puesto que cierto es, que con la mirilla goleadora algo desviada, Benzema acabó el partido más pitado que aplaudido. Un cuestionado Gareth Bale fue autor del segundo tanto madrisita. Y pocos minutos después, Isco, seguramente el mejor futbolista del Real Madrid en espacios cortos, decidió sacarse de la chistera un magnífico control y un mejor latigazo con la pierna derecha con el que poner la sentencia  a un partido que parecía visto para sentencia.

Corría el minuto 57, y con el fantasma de la lesión de Cristiano Ronaldo campeando en el ambiente, Carlo Ancelotti decidió mover banquillo. Casemiro, Diego Llorente y Álvaro Morata acabaron el partido sobre el césped, en detrimento de Di María, Fabio Coentrao, y Gareth Bale. Al '21' del Real Madrid no le tembló el pulso ni mucho menos dentro del área. Y no perdonó una gran asistencia desde el borde del área de Asier Illarramendi para batir sutilmente la portería del Almería. Era el 4-0 definitivo y el broche de oro a un partido muy completo por parte del conjunto merengue. Las jornadas continúan y el calendario empieza a ser cada vez más axfisiante. Llega la Copa del Rey y la Champions League. Y en este duelo de colosos, en el que parece que el Barcelona ha caído rendido antes de lo previsto, tan solo la fortaleza de piernas y cabeza, acabará coronando al justo -y épico- ganador, allá por el mes de Mayo.
Share:

1 comentario: