La triste, pero esperanzadora fuga de talentos

@ADRIAN_BLANCO4

Billetes con destino a toda Europa. Inglaterra, Italia, Alemania, Francia... son muchos de los destinos elegidos por los futbolistas con más talento que posee la Primera División Española. Viajes indefinidos. Billetes de solo ida. En busca de un futuro, -a veces desconocido- pero en muchos de los casos, a mejor.

FOTO: marca.com

El paradero parece desolador, y es que si hace poco tiempo nuestra Liga, en cuanto a nivel era la mejor. Ahora -y quizás durante mucho tiempo- no podremos decir lo mismo. Los dos grandes, continúan a su ritmo, reforzándose a pasos agigantados con los mejores nombres de todo el mundo, como si con ellos no fuese la cosa. El resto, la parte noble de la tabla, está sufriendo grandes daños con la vertiginosa salida de futbolistas en busca de mejores oportunidades lejos de nuestras fronteras.

Futbolistas de la talla de Álvaro Negredo, Jesús Navas, o -recientemente- Roberto Soldado, han hecho las maletas destino a la Premier League, para jugar con Michu, Cazorla, De Gea, Mata... entre otros, que ya emigraron en temporadas anteriores. En el caso de Borja Valero o Fernando Llorente, sus destinos se han cruzado en el país de la bota. O Thiago Alcántara, el último en partir a la "vieja" Alemania. Pero esto no solo influye en el nivel de la propia competición, sino también en el de la Selección Española, que pronto deberá renovar sus filas, y muchos de los que formarán parte de ese relevo generacional serán jugadores con bastantes minutos disputados en las mejores ligas y competiciones europeas.

Mucho más que futbolistas, enormes talentos. Que bien podrían formar parte de cualquier club de nuestra Liga, pero, que dados los hechos, la mala coyuntura económica y la necesidad de probar suerte en distintos territorios se han visto abocados a elegir destino fuera de la Península. Y es ahora, cuando no solo el talentos nacional, es el que huye despavorido, cuando deberíamos hacer acto de reflexión. Puesto que aparte de los ya mencionados, también hombres de la talla de Radamel Falcao -considerado como uno de los mejores "9" del mundo- eligen proyectos basados en los millones, antes que disputar la UEFA Champions League. Y ojo, eso es un gran problema. Nombres que dejan millones, muchos, pero que en gran parte de los casos no sirven para rellenar el vacío que provocan en sus respectivos clubes.

Lo peor, o quizás la parte positiva, es que esta burbuja podría haber explotado años atrás. Continuemos con presupuestos desequilibrados, horarios injustos y cada vez estadios más vacíos. Mientras tanto, y cada vez de forma más paralela, ligas como la Premier League o la Bundesliga -destino de muchos de nuestros futbolistas- continuarán creciendo viento en popa. Pero todo esto no terminará, no tendrá una viable solución, hasta que aquí, en España, pese a que juguemos como nadie, o tengamos a los dos mejores futbolistas del mundo dentro de la misma competición, nos nos demos cuenta, que el fútbol es para los aficionados. Y parece que los participes de todo esto, los futbolistas y los aficionados -cada vez más seguidores del fútbol extranjero- ya lo saben.

Por y para todos ellos, ¡mucha suerte, valientes! 












Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario