, , , ,

Il nuovo Madrid di Carletto

@ADRIAN_BLANCO4


FOTO: www.defensacentral.com
Un nuevo año. Un nuevo proyecto. Ilusiones renovadas. Llegadas, salidas, entre ellas las del entrenador. Con un estilo distinto al anterior. Con una plantilla que bien mezcla juventud con experiencia. Y con la promesa de ganar "haciendo un fútbol espectacular". De esta forma se presenta "Il nuovo Madrid di Carletto". Pero siempre, con la ilusión convertida en condena. Conseguir de una vez por todas, la tan ansiada Décima Copa de Europa para el Real Madrid.

Para bien o para mal, Mourinho ya es historia. Sus polémicas, su individualismo y sus vertiginosos contraataques ya no forman parte de un Madrid renovado, con muchas caras nuevas. Que respira juventud en cada parte del campo, y sobre todo ganas por demostrar que las épocas Post-Mou no siempre tienen que ser malas. Cristiano continuará siendo el líder sobre el césped. Todo hace indicar que su renovación no será un inconveniente, y el Bernabéu tiene los goles del 7 portugués asegurados para rato. Además, la plantilla cuenta con un incentivo aparte, la visión en los jóvenes y la buena mano de un Zinedine Zidane como segundo entrenador.  

El míster italiano a priori, prepara un once basado en el 4-2-3-1 - esquema igual al de Mourinho-, pero debido a la profundidad y calidad de la plantilla, podrá incluir distintas y numerosas variantes en cada zona del campo.  Experiencia y juventud a raudales para un equipo, que tiene como idea, el dominio del balón. 


Con la duda puesta bajo los palos desde la temporada anterior, Casillas parte como el guardameta titular. En defensa, la pareja Varane-Ramos parece inamovible, Marcelo -si consigue recuperar su nivel- será el lateral zurdo. Y Arbeloa deberá disputarse el puesto con un enchufado Carvajal, que regresa al Real Madrid con el objetivo de levantarle el puesto al internacional español. El centro del campo es uno de los quebraderos de cabeza del italiano. Alonso deberá rotar más si quiere llegar con buenas piernas de cara al Mundial, y Modric parece ser uno de esos líderes del "fútbol espectacular". Aún así, los nuevos vienen pisando fuerte, y tanto Casemiro - que ha realizado una gran pretemporada con el primer equipo- como pivote defensivo e Illarramendi -sustituto de garantías del donostiarra- querrán también hacerse un hueco. Todo esto sin olvidar la recuperación e incorporación al ataque que aporta Sami Khedira. Pero, donde llega el verdadero problema es aquí. La justificada inversión y la calidad del malagueño, posicionan a Isco como titular, partiendo desde el costado izquierdo -hasta ahora la posición del crack portugués-. Y es que Ancelotti parece haberle encontrado un mejor puesto a Cristiano. La doble punta

Desde ahí CR no podrá hacer lo que mejor le gusta, desequilibrar a medida que parte desde la banda para salir por dentro a favor de su buena pierna, la derecha. Todo ello gracias a su explosividad y buen manejo en carrera. Özil será uno de los "perjudicados" con la nueva idea. La magia del alemán se apoya en la pierna izquierda del futbolista. Y es ahí donde viene el problema. Acostumbrado a jugar por detrás del punta, en banda derecha no podrá explotar todos sus recursos. No posee la velocidad como para desbordar por la línea de cal, y él lo sabe. Por eso siempre, suele regresar a su hábitat. El carril central para salir con su pierna favorita y asistir con la elegancia que incorpora cada actuación. Y por ello gana fuerza la opción del poderío ofensivo de Carvajal para dotar de la suficiente profundidad a la banda derecha. Aunque prescindiendo del talentoso alemán, la velocidad, el disparo y el descaro de Di María, podría volver a ocupar la posición de banda. 

Únicamente la hipotética llegada de Gareth Bale, trastocaría los planes. Puesto que el galés ocuparía cualquier zona de la línea de tres cuartos, y salvo Cristiano, cualquiera -incluido Benzema- podría quedarse en el banquillo. Tener a Cristiano y Bale juntos llenaría de explosividad y potencia la parte atacante del equipo. Ambos son fuertes físicamente, ambos van bien por alto, son muy rápidos y tanto el portugués como el galés no dudan en pegarle con cualquier pierna desde cualquier posición. Pero el todavía futbolista del Tottenham, inició en el lateral zurdo, avanzó su posición hasta el extremo, y esta última temporada de la mano de Andrés Villas Boas, acabó jugando como enganche. En el Real Madrid no será tan fácil. Como ya hemos explicado, la banda derecha y la mediapunta tienen nuevos dueños, y únicamente la opción de establecer al galés en una nueva posición (banda izquierda), o prescindir de Karim y poner a Cristiano como referencia en el ataque, parece ser la solución a su fichaje.



Con el contraataque como segunda opción, el Real Madrid será el encargado de llevar el peso de los partido frente a cualquier rival. El dominio de balón. La posesión. Asunto por el cual el club ha recibido duras críticas años atrás. Es lo que plantea el nuevo Real Madrid de Carlo Ancelotti. Cierto es que tener futbolistas con la chispa de Cristiano Ronaldo, incita a salir con velocidad a los espacios, pero, el triángulo Modric-Isco-Özil serán los encargados de hacer las delicias para el espectáculo cerca del área rival. Tener cerca el balón, saber atacar con él. Llegar con profundidad por los laterales y saber enlazar el ataque con el centro del campo. Esa es la tarea que presenta este nuevo Real Madrid, tarea costosa y lenta, puesto que pasar de la velocidad a la pausa nunca fue fácil. Y toda nueva etapa, lleva su transición.



Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario