, , , , ,

El diamante en bruto de Anfield

@ADRIAN_BLANCO4

Brasil, Italia, España e Inglaterra. Una Serie B brasileña, una Supercoppa y Copa italiana. Viendo los destinos y el palmares podríamos estar hablando de un futbolista con años en el mundo del fútbol. Pero, no es el caso. Juventud, talento, verticalidad y elegancia a ritmo brasileño. Hablamos de Philippe Coutinho, el nuevo diamante en bruto de Anfield Road

Philippe Coutinho durante el primer partido del Liverpool en la Premier League 2013/14


Escorado en el perfil izquierdo del 4-3-3 propuesto por Brendan Rodgers. Philippe representa el cambio. La magia de un equipo actualmente centrado en el equilibrio de Gerrard y la anarquía de Iago Aspas y Daniel Sturridge cerca del área rival. Tras la sanción de Luis Suárez el club sufre problemas de cara a gol, se consigue triangular, crear ocasiones de peligro, pero en muchas ocasiones éstas no se culminan. Y eso es un problema. Por ello, es importante la actuación del brasileño. Capaz de romper, de desbordar desde el vértice izquierdo, el "10" es capaz de inventar peligro, de dejar rivales atrás, gracias a los espectaculares cambios de ritmo a los que nos acostumbra el futbolista. Todo ello con el objetivo de salir airoso con su mejor pierna, la derecha. 

Apoyado por la profundidad de José Enrique en el lateral izquierdo, Coutinho representa de la mejor forma el futbolista distinto que toda plantilla debe tener. En el Espanyol, brillaba por encima del resto, acostumbrado a moverse por detrás del punta, su descaro y facilidad para perforar en pocos movimientos defensas rivales para incrustarse en el área, y además, su acierto de cara a gol enamoró e ilusionó en muy pocas jornadas a la afición perica. Que se tuvo que conformar con la cesión de media temporada del joven Philippe. Sin sitio en el Inter y sin recursos económicos para mantenerlo en Barcelona, el brasileño hizo las maletas en el invierno del año pasado a la Premier, para jugar en un Liverpool, que en 12 de 13 jornada consiguió partir como titular.  

Capacitado de una gran visión e inteligencia técnica, Coutinho es capaz de inventarse líneas de pase en muy pocos metros cuadrados. Consigue crear asociaciones de peligro en una línea atacante dominada por un "bendito caos" donde reina la libertad de movimiento. Y es que su magistral recorte en corto, consigue atravesar líneas en muy poco espacio.  Pero, no todo son movimientos, también tiene gol. Dotado de un buen y potente disparo, Philippe posee un buen lanzamiento a balón parado. Tanto en saques de esquina como golpes francos. Aunque esto, en Liverpool, ya parece tener dueños ingleses y uruguayos.


Gama alta la de un futbolista que en tan poco tiempo ha cambiado cinco diferentes culturas futbolísticas y pronto recibirá la pertinente llamada de Scolari. Y es que Brasil 2014 está a la vuelta de la esquina y seguro que nuestro protagonista se ha puesto como objetivo representar por todo lo alto, y a golpe de magia a la Canarinha en la Copa del Mundo. Talento e indiferencia para un futbolista encargado de encender la mecha del gol en Anfield. Brendan lo sabe, y es por ello, por lo que Coutinho cumple un importante papel desde su llegada en Anfield. Ser diferente. Desangrar rivales a través del filón izquierdo, y contagiar a todo Liverpool del contagioso ritmo de la samba brasileña. 


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario