,

ANÁLISIS JUVENTUS 2012/2013


@Adrian_Blanco4

Con el cartel de favorita colgando del cuello desde meses antes de dar comienzo a la nueva campaña, el equipo entrenado por Massimo Carrera (segundo de Antonio Conte), la Juventus de Turín, marca el objetivo lejos de sus fronteras, concretamente en reconquistar territorio perdido en Europa, en la competición con la que todos sueñan. La Champions League. 


Tras seguir como único equipo invicto en nada más y nada menos que 45 jornadas de Serie A, el equipo bianconero comenzó la temporada como un tiro, derrotando, aplastando y goleando a un conservador Napoli en la “Supercoppa de Italia” celebrada en China. Habiendo conseguido mantener gran bloque de la temporada anterior, los nombres de Giovinco, Asamoah, Lúcio, Isla, Pogba.. etc., maquillan y mejoran una plantilla que ya de por sí deberíamos incluir entre las 10 mejores del Viejo Continente. Pero, pese a tristemente verse salpicada por oscuros temas extra-deportivos que llevan manchando al fútbol italiano en los últimos años, esta Juventus pretende instaurar una nueva jerarquía, un nuevo fútbol, muy vistoso, al alcance de muy pocos y con el que a la vez se gane. Siempre con el elemento más importante de por medio, el balón. En resumidas cuentas,  poner patas arriba a todo un país con talento y buen trato de balón. Porque queda demostrado que ganar y jugar bien, también es posible. 

Figura 1:

Introduciendo variaciones tácticas con respecto al año pasado, el equipo ha pasado de formar un 4-3-3, o 3-4-3, a jugar con tres defensas, dos carrileros muy largos, tres piezas clave en el centro del campo y dos delanteros, sin ser “9” puros, pero con gol, movilidad y mucha calidad. Es decir, un 3-5-2, parecido esquema al que planteó el seleccionador Prandelli durante el partido inaugural de la Eurocopa 2012 –frente a la Selección Española–.

Figura 1: Empezando desde parcelas defensivas, la Juventus cuenta con un hándicap muy importante a la hora de sacar el balón desde atrás como es Leonardo Bonucci. El italiano es uno de los mejores en su posición tanto defendiendo como cuando hay que hacer jugar, con desparpajo y calidad suficientes para conducir el balón hasta el centro del campo, el futbolista además es especialista en los balones en largo, un recurso muy útil cuando el equipo se encuentra parcialmente atascado, y necesita salir de la presión rival. Mientras que Chiellini y Barzagli se limitan a ejercer sus papeles de defensores centrales.  

Bonucci encargado de subir/sacar el balón desde atrás

Pese a no considerársele como tal, es un equipo defensivo. Su forma de defenderse frente al rival es el balón por lo que le gusta refugiarse en él, y en jugadores que viven con el esférico pegado al pie como es el caso del director de orquesta de este equipo, Andrea Pirlo. Por ello, cuando el equipo rival fija al veterano jugador italiano sufre mucho y es uno de los puntos negros del conjunto. La no apariencia de Pirlo durante el encuentro, es un problema serio, por lo que se necesita de otros nombres además del de Andrea, para hacer funcionar la compleja sala de máquinas de este conjunto. Talento y profesionalidad envidiables, como son el chileno Arturo Vidal y el italiano Claudio Marchisio. El primero es un motor puro y duro. Trabaja tanto en ataque como en defensa por lo que es pieza inamovible del esquema, a la vez que en el caso de Marchisio, su buena visión y llegada al área rival, acompañados de un certero disparo con la pierna derecha, hacen del centro del campo, una zona clave tanto para el equipo como para el propio fútbol que practican. Con respecto a los laterales son carrileros puros y duros.  Litchsteiner ya formaba parte del esquema del año pasado, asentado en el lateral derecho, el suizo es un futbolista que recorre la banda tanto para atacar como para defender. Jugador muy completo. Mientras, en la otra banda, en este caso la izquierda, se encuentra Asamoah . Fichado este verano procedente del Udinese, está jugando en una posición no habitual en él, siendo  centrocampista puro y duro, se encuentra en su etapa bianconera, como carrilero, relevando a De Ceglie, -titular el año pasado-, suplente en éste. 

Marchisio-Pirlo-Vidal eje y motor del MC. Arriba dos delanteros; Vucinic y Giovinco. 

En la parte delantera, tras un verano bastante movidito entre jugadores que parecían que llegarían y no lo hicieron, la Juventus tras barajar nombres de futbolistas con gran calidad (Van Persie, Llorente..) tuvo que satisfacer sus necesidades con Nicklas Bendtner. Incluso, me atrevería a decir, que pese a llegar al club de turín en calidad de cedido, fichaje innecesario. Todo lo contrario si hablamos de Sebastian Giovinco, futuro, calidad, velocidad, gol.. Lo tiene todo el pequeño (estatura) delantero italiano que ha vuelto a la que fue su casa tan solo para hacer el bien. Y marcar muchos goles. 

En los córners, dos hombres a la corta, dos en el área pequeña, y un hombre a la contra fuera del área.


Un equipo bastante equilibrado, que ha empezado la temporada en liga de la mejor forma posible, pero repito, cuyo objetivo principal es desenvolverse de la mejor forma posible en la Champions League. Plantilla con calidad, juventud, veteranía... Una mezcla de elementos, que sumado al nombre de Antonio Conte da como resultado una Juventus de Turín que desde hace ya un tiempo ha aporreado la puerta y quiere volver a ser ese gran equipo temido en toda Europa.
Share:

2 comentarios:

  1. ¡Muy bueno Adrián!

    Métete a periodista deportivo ya y así de paso gente como tu vais sacando a verduleros de las tertulias deportivas. :-)!

    Te voy siguiendo y lo difundo crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángel.

      Se intenta ir mejorando poco a poco, y apoyoos como éste hacen crecer mi amor por este deporte y este hobbie.

      Un saludo y muchas gracias, de verdad :)

      Eliminar